Atrévete a Opinar

EXPERIENCIA Y CONCURSOS PÚBLICOS

Hace un par de años escribí, para este rincón, una airada protesta sobre los pliegos de condiciones de los concursos públicos españoles.

Hoy en día se está dando en ellos una zafiedad más, que cuadra perfectamente con las que citaba en mi anterior escrito, a saber: ahora se exige experiencia, o sea haber ganado otros concursos de igual naturaleza, para poder ser adjudicatario.

A primera vista puede parecer una práctica prudente; pero lleva a situaciones absurdas:

  • Lleva a la concentración de empresas en un pequeño grupo que se reparten los concursos sin oposición. Que es lo que pasa, como todo el mundo sabe, en algunos tipos de concursos públicos.Ese pequeño grupo va acumulando experiencia y esa misma experiencia es una barrera administrativa insalvable para cualquier otra empresa que quiera entrar en el mercado.
  • En todos los trabajos, sus procedimientos mejoran constantemente y por lo tanto sus costes disminuyen paulatinamente, pero por la “ley de la experiencia” esa mejora no se traduce en una disminución de costes para la administración pública. El grupo mafiosillo acuerda precios y adjudicaciones, ahora tu y al próximo yo, pero siempre a precios pactados de forma que su beneficio es cada vez mayor y el coste para la administración no se reduce.
  • Y para terminar, lo más burlesco. Los políticos se llenan la boca invocando la “emprendeduría”, la creación de nuevas empresas, y ellos mismos les cierran las puertas.Si Ustedes crean una nueva empresa, da lo mismo el tamaño, aportando una nueva tecnología que les permita mejorar las ofertas presentes en el mercado, sepan que a pesar de sus ventajas no podrán competir en ciertos tipos de concursos públicos. A la administración pública, gobernada por los políticos electos, se la pairan tanto las ventajas como los costes. Al contrario, los grupos mafiosos saben muy bien que su estabilidad depende de las dádivas que repartan.

Pues nada. Como les decía hace tiempo: Que Ustedes vadeen como puedan el río de mierda y se ensucien lo menos posible.

Fernando Franco

Tags: , , ,

About the Author

About the Author: .

Subscribe

If you enjoyed this article, subscribe now to receive more just like it.

There is 1 Brilliant Comment

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Meryns says:

    Hola Fernando, cuando dices: “ahora se exige experiencia, o sea haber ganado otros concursos de igual naturaleza, para poder ser adjudicatario.” te refieres en el momento que se requiere la clasificación empresarial? Si es así tengo que hacer una pequeña objeción y es que para obtener una clasificación empresarial superior, en ningún caso Hacienda distingue entre organismos públicos y privados. Aunque no le saque la razón lo que las empresas han de hacer es intentar vender más a entidades privadas y de este modo el volumen de negocio aumentaría notablemente. Esta sería la parte legal del asunto… Existen otros métodos muy sencillos para obtener una clasificación superior y pudiendo licitar a concursos públicos sin realmente tener experiencia… Yo le animo a que los piense y escriba un artículo ya que es un experto en la materia 🙂

Déjanos tu comentario crítico!

Top