La trascendencia histórica de Hugo Chávez

Posted on 07 March 2013 by CS

Son incontables las ganancias materiales de la población venezolana durante el gobierno de Hugo Chávez Frías (1999-2013), reconocidas por los organismos internacionales y muy a pesar de la prensa liberal.

Se pueden reducir al uso social de los recursos nacionales, la reducción de la pobreza y la desigualdad y un avance del estado del bienestar. Ya enumeramos los avances sociales cuando su última victoria electoral.

Muerte Chávez 300x199 La trascendencia histórica de Hugo ChávezLa trascendencia histórica de Hugo Chávez va más allá de los avances materiales.

Ha supuesto una resucitación del campo socialista mundial, herido de muerte con la caída de la URSS, la degeneración china y el colapso económico cubano.

El mayor logro de la revolución bolivariana ha sido parar los pies al neoliberalismo desenfrenado.

Después de la aprobación del NAFTA en 1994, el siguiente proyecto del neoliberalismo era su extensión para todo el continente, el ALCA -Área de Libre Comercio de las Américasideado por Bush padre e intentado aplicar por Bush hijo, que respondía, a la vez, a los intereses de los sectores privados y geoestratégicos estadounidenses.

La experiencia de la subyugación de la economía doméstica mexicana frente las tácticas de dumping comercial americanas legalizadas con el NAFTA, exponía el carácter negativo para el desarrollo periférico de estos tratados comerciales con un gigante como los EEUU.

La oposición de Venezuela al ALCA fue clave para la muerte del proceso en la Cumbre del Río de Plata en Noviembre del 2005.

Pero el chavismo no solo ha conseguido frenar el avance neoliberal, sino crear una alternativa socialista, entroncando con el castrismo pero adaptándola a los tiempos actuales, “el socialismo del Siglo XXI”.

Combina una economía mixta, un sistema político multipartidista y con poder popular revocatorio, no solo nominal, sino ya ejercido, inédito en el mundo actual. Se basa en los principios del uso público y en pro del interés general de los recursos energéticos del país, mejorar la autogestión y diversificación económicas, así como disminuir la dependencia comercial con los EEUU y sustituirla por la cohesión regional.

Si bien contiene potenciales principios aplicables globalmente, ha estado vehiculado regionalmente desde una perspectiva de desarrollo latinoamericano.

El giro sociológico a la izquierda en América Latina ha sido indiscutible en los últimos 15 años. No solo por la proliferación de gobiernos explícitamente bolivarianos en Ecuador, Nicaragua o Bolivia, países que forman parte del ALBA, basada en relaciones culturales y de intercambio comercial solidario.

Sino, más importante, en el giro izquierdista en Brasil o Argentina, que ha permitido la consolidación de proyectos de cohesión regional, como Bancosur o Telesur.

Unasur 229x300 La trascendencia histórica de Hugo ChávezEl más importante y ambicioso de todos es UNASUR, el lento -y aún potencialmente reversible debido a las diferencias internas- intento de fusión de la CAN y Mercosur, incorporando también a Chile, -y a México como observador-, para una estrategia de desarrollo político-económica cohesionada.

Solo un golpe de estado en Honduras y el pucherazo a AMLO en México evitaron mayor avance del campo en el continente.

Tampoco se puede idealizar. El modelo dista mucho de ser perfecto. Venezuela hoy, como la URSS en 1923, tiene muchos defectos, problemas monetarios y de seguridad reales y ambigüedades de intereses entre las clases dirigentes, que siguen existiendo. La sobredependencia de la revolución en una sola persona muestra, también, su principal debilidad y, potencialmente, el reverso del proceso.

Pero hoy Suramérica ha recuperado la ilusión, el orgullo, la autoestima después de varias décadas de meros lacayos del imperio. Gracias a los gobiernos bolivarianos, los conceptos como recuperación de la soberanea económica, la redistribución, la igualdad o las nacionalizaciones han vuelto a la agenda mundial, cuando ya parecían enterrados en el mundo occidental con “el fin de la historia”.

La victoriosa revolución de Octubre, con sus defectos, supuso una presión constante al proyecto liberal que, junto a otros factores, llegó a provocar una negociación social basada en el keynesianismo económico y el estado del bienestar.

El contraataque neoliberal de los 70 y 80 por Friedman, Thatcher, Pinochet y compañía, que acelera en cada “shock” -como la actual crisis-, tiene hoy, como principal oposición, a los países izquierdistas latinoamericanos, que muestran, a la vez, a las clases populares del mundo occidental una alternativa para salir de la crisis y terminar con la austeridad, y, a los países periféricos, un modelo de desarrollo diferenciado y beneficioso para la economía domestica y la población.

Existen las condiciones para mantener los logros. De un lado, el consolidado avance de la izquierda sociológica en el continente y, a medida que aumenta la recesión y la austeridad en Europa y, muy pronto, en los EEUU, también en los países occidentales. Del otro, los beneficios y el aprovechamiento de los recursos naturales no parece que vayan a disminuir en la próxima década.

Hugo Chávez 237x300 La trascendencia histórica de Hugo ChávezPero las condiciones objetivas nunca fueron suficientes. Y el carisma y el carácter activista, intelectual, militante, la capacidad de liderazgo de Chávez, a pesar del peligro que representa esta dependencia, suponía, innegablemente, un avance del proceso para hacer viable la alternativa.

Y se echará de menos.

Pero hay margen aún, bastante más de lo que le gustaría a la prensa occidental, para avanzar el proceso, básicamente, blindar las ganancias materiales de la población y consolidar una alternativa de desarrollo cohesionado para toda la región y, exportable a todos los pueblos del mundo, necesitados hoy urgentemente de planes económicos para el crecimiento, el pleno empleo, la redistribución, la igualdad, el control público de los recursos, y el dominio de la política democrática sobre el sector privado.

Chávez ha hecho su aportación. Otro mundo aún es posible.

 

Constantí Segarra

Boxedpress.com

Estamos en Facebook y en Twitter.

3 Comments For This Post

  1. pdruskin Says:

    CS,

    Te paso mi comentario critico empezando por el final de tu articulo y con la unica afirmacion con la que estoy de acuerdo: “Chávez ha hecho su aportación. Otro mundo aún es posible”… Para lo bueno y para lo malo, hay un antes y un despues del paso de Chavez por la historia politica venezolana.

    Por motivos personales y profesionales y desde hace mas de 10 años, paso una parte importante de mi tiempo en America Latina, incluyendo Venezuela. Huyendo de cualquier topico me fascinan, su gente, las riqueza y diversidad de sus culturas, su historia y su potencial economico y humano …es una realidad poliedrica que es dificil analizar bajo el prisma de estereotipos ideologicos de cualquier signo.

    Te paso unos apuntes a vuela pluma que quiza ayuden a generar otros angulos diferentes:

    En el haber politico de Hugo Chaves consta sin duda el haber puesto a las clases desfavorecidas en la agenda economica del pais. Si conoces Caracas, o cualquiera de las grandes ciudades venezolanas, los “ranchos” o barrios populares no existian politica o economicamente sino como fuente de mano de obra barata.

    El fallecido lider inyecto una parte importante de la riqueza generada por la petrolera nacional PDVSA directamente en la vena de un sinfin de programas orientados a mejorar las condiciones de vida de las clases mas desfavorecidas, pero poniendo en riesgo la viabilidad futura de la misma y generando una inmensa ola de corrupcion entre los encargados de administrar ese proceso.

    En su debe consta el haber instalado una “democracia popular” que parece que es del agrado del autor del articulo, suponiendo claro, que se viva en las tan denostadas democracias parlamentarias europeas o norteamericanas. Le puedo asegurar que estar en el punto de mira del PSUV, movimiento politico de Chaves, como opositor en Venezuela, es todo menos agradable.

    Como español, no se si estoy en condiciones de criticar desde el punto de vista economico, la politica de otros paises, pero aun desde esa humildad, los logros en materia economica de los sucesivos gobiernos de Chaves no parecen que sean nada de los que estar particularmente orgullosos en un pais que literalmente flota en petroleo.

    Y que decir de las libertades, despues de una sesion de “Alo, Presidente” , “La Hojilla” o un par de horas viendo TeleSur, quedas vacunado para el resto de tu vida respecto a tu capacidad de sorprenderte con la cantidad posible de sandeces por minuto en un programa de television. Nada que envidiar al Gran Hermano y similares…

    Para acabar, en cuanto al peso de Chaves en el ambito internacional, siempre tentre grabado el trayecto desde el Aeropuerto de Maiquetia hasta Caracas, engalanado por kilometros con banderas de Iran y una foto de Ahmadineyad con un lema tal que asi: “Bienvenido Presidente: Venezuela e Iran dos pueblos hermanos ” … aun no se como encaja esa declaracion de principios con el socialismo bolivariano pero confieso que esa noche no dormi…

    Pues eso, que descanse en paz Hugo Chavez Frias como ser humano y entre otro espadon populista mas en la ya larga lista de oportunidades perdidas para America Latina.

    Y si, otro mundo es todavia definitivamente posible…

  2. unocualquiera Says:

    Otia, pues sigo preguntandome como es que la gente que os encanta Venezuela no salís corriendo hacia Venezuela, Bolivia o Cuba, ¿a que esperais teniendo en cuenta la crisis galopante que hay en la Europa ‘liberal’? No sé, o sois tontos con perdón, o ya me explicareis…

  3. Natxo Says:

    Evidentemente, la política de relaciones exteriores del chavismo no ha sido ejemplar. Viendo los asistentes al entierro de Chávez, se observan más dictadores que en el propio entierro de Franco. Ahmadineyad, Lukashenko, Castro, ¡Obiang!, representaciones de Zimbabwe y otros… ¿Cómo es conciliable defender el socialismo siglo XXI con tener estrechísimas relaciones con personajes de esa calaña?. ¿Tiene algo en común -o pretende el chavismo que Venezuela lo tenga- con el Irán de Ahmadineyad o la Guinea de Obiang en materia de Derechos Humanos…?. Preocupante, muy preocupante… Es verdad que en la ONU olía a azufre tras intervenir Bush, como apuntó Chávez… Pero también en Caracas y el ALBA por todas las violaciones a derechos elementales en Irán, Guinea Ecuatorial, Cuba, y Bielorrusia entre otros…

1 Trackbacks For This Post

  1. Donde hay amor | Superduque Says:

    […] La trascendencia histórica de Hugo Chávez […]

Leave a Reply

Advertise Here
Advertise Here

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.