Atrévete a Opinar

La Crisis

By on 06/08/2012 in Boxed Society with 7 Comments

La crisis goza de una excelente salud mientras las tertulias se han trufado de economistas que, como los antiguos augures, predicen el devenir económico inspeccionando las entrañas de los pájaros, o sea: sin dar pie con bola. Unos no se atreven a dictámenes que les estigmaticen en los círculos del poder. Otros no saben dónde está la bola y patean al aire. Pocos dicen lo debido, pero da igual: los que mandan no les hacen ningún caso y el resultado es que vamos a peor, estamos tan debilitados que el tratamiento cada vez se presenta más duro, más inasumible, más devastador.
Crisis en España

Al respecto quiero desenmascarar una de las muchas caras del problema: Es común el dictamen según el cual el “estado” debe adelgazarse radicalmente, dado que es caro, ineficiente y no solo ineficaz, sino que más estorba al desarrollo económico que no ayuda. Cualquier ciudadano de a pie está de acuerdo con este dictamen y además parece claro que una reingeniería de los procesos administrativos permitiría este aligeramiento radical y beneficiaría a los ciudadanos afectados por la burda burocracia española. Y la pregunta es: ¿Porqué nuestros queridos próceres no aligeran la cosa? Es más, ¿cómo es que a pesar de los tremendos avances tecnológicos, las administraciones son cada vez más numerosas y menos eficientes? Y la respuesta es bien simple: porque comen de la ineficacia del sistema.

Si el sistema no fuese ineficaz, no crecería y cada vez habría menos puestos “de confianza” donde meter a los que nos ayudan a ganar unas u otras elecciones.

Debemos crear más estructura, los procesos deben ser cada vez más liosos, más fragmentados, para que haya más lugares a los que acudir para cumplimentarlos, y a eso la “oposición” nunca se opone, siempre lo ve con buenos ojos, con los ojos de la gula del que espera comer de él opíparamente.

No me gustan los ejemplos, pero permítanme uno de muy reciente: intentaba cumplimentar un trámite, la web era infumable, abstrusa, tenía una oficina del ayuntamiento muy cerca, fui allí y me encontré con una máquina que me lo permitía hacer sin ponerme a la cola, pero mi caso (muy común) no estaba contemplado por el programa (el análisis fue descuidado y la recepción del mismo una irresponsabilidad, propia del que no paga con su dinero, sino con el mío), decidí hacer cola, la funcionaria fue encantadora, el trámite no lo podía hacer personalmente pero sí que lo podría hacer telefónicamente llamando a tal número. Ante mi asombro me insistió en que sí, que no me preocupase, que por teléfono no tendría ningún problema.

Mientras Ustedes ven como su plato cada vez brilla más de tanto rebañarle el mendrugo de la esperanza.

Fernando Franco

Tags: ,

About the Author

About the Author: .

Subscribe

If you enjoyed this article, subscribe now to receive more just like it.

There Are 7 Brilliant Comments

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Taxidermista says:

    Una cosa es adelgazar el estado y otra muy distinta adelgazar el sueldo de los empleados públicos. Bajar el sueldo es lo más fácil, racionalizar el estado es más complicado y no lo hace este gobierno ni ninguno. Menos mal que los empleados públicos se están movilizando: http://4upress.com/index.php/politica/item/466-movimiento-entre-los-funcionarios-para-airear-lo-que-se-llevan-los-pol%C3%ADticos#.UCD8dKMyelY

  2. Es saludable una menor burocracia. Si una persona desea instalar un negocio- de lo que fuese – y para ello debe realizar trámite tras trámite por largos 6 meses, estamos inmersos en una burocracia colosal. Aún en países en vias de desarrollo, básicamente con inscribirse en Hacienda, bajo la categoría que le corresponda e IB, a partir de ambos ya puede obtener habilitación del Municipio y de inmediato poner su negocio en marcha. El Estado debe garantizar a los ciudadanos lo que su Carta Magna declare.Forzosamente EDUCACION, SALUD PUBLICA,SEGURIDAD,SALUBRIDAD EN LAS AGUAS CORRIENTES, GARANTIZAR LA CIRCULACIÓN POR CARRETERAS Y VIALES, además de las calles de cada ayuntamiento. Delegar en TERCEROS las responsabilidades que atañen al ESTADO en sus diversas formas, solo sirve para encarecer AL ESTADO , y todo ello recae sobre los ciudadanos, que somos quienes SOSTENEMOS AL ESTADO. No es una solución. Es una trampa de los políticos.

Déjanos tu comentario crítico!

Top