Atrévete a Opinar

La palanca de cambio del IBEX35

By on 22/04/2015 in Boxed Economics with 0 Comments

Los grandes de la bolsa que forman el Ibex35 suelen ser nuestra referencia bursátil. Pero la realidad es que son pocos los que realmente conocen las tripas de estas empresas tan grandes –a veces ni sus propios presidentes y directores las comprenden realmente, debido a su magnitud-. Si nosotros decidiéramos invertir (a medio/largo plazo) en alguna de estas empresas, seguramente analizaríamos la información financiera que ellas mismas publican e incluso, si fuésemos hábiles, estaríamos al corriente de los acuerdos, inversiones y proyectos que se estuvieran gestando para prever posibles tendencias.

Sin embargo, toda esta información en el medio-largo plazo no es suficiente. Estos indicadores suelen captar básicamente la capacidad de la empresa para afrontar el HOY y poco el MAÑANA. Un balance saneado representa un músculo fuerte para una empresa y se puede convertir en palanca de cambio y por lo tanto de generación de ingresos futuros. Sin embargo, esa condición aunque necesaria no es suficiente. La capacidad real de cambio no reside en el balance sino en las personas que lo gestionan.

Si seguimos profundizando en el tema, nos daremos cuenta de que la capacidad de cambio de una empresa requiere de aspectos necesarios como capacidad financiera, buen ecosistema de aliados y acuerdos, reputación, etc., pero no tampoco son suficientes. El cambio se consigue gracias al impulso humano de las personas que hay en una organización y de este factor no se suele tener una visión clara, objetiva y transparente.

Para conseguir tal clarividencia sobre la capacidad en RRHH de las compañías y cómo ésta las dotará para ejecutar el día de mañana, propongo un sistema de evaluación de competencias multisector para las grandes empresas cotizadas en bolsa. Al igual que se les obliga a publicar cierta información y a cumplir estándares de salud y responsabilidad social, también deberían realizar un test anual de capacitación de sus empleados. De esta forma, debajo de la cifra la empresa X con una plantilla de miles de empleados, los inversores podrían comprender si realmente estos miles de efectivos humanos tienen capacidad de ejecutar cambio y adaptarse a nuevas tendencias que pudieran desafiar a la compañía y su sector.

Orquestar un test de capacitación de estas magnitudes tiene una complejidad muy elevada y seguramente sería necesario evaluar en varias modalidades y según puesto de trabajo, funciones y nivel jerárquico. Sin embargo, este reto también seria una oportunidad para aplicar desde 0 las nuevas tecnologías y construir un proceso totalmente digital, escalable y replicable a otros países.

Por último, destacar que esta medida también forzaría a las empresas a realizar una carrera entre ellas hacia la promoción de competencias de sus empleados ya que la nota final extraída podría afectar al valor de la acción y por lo tanto, el bonus -y fortunas- de los directivos.

About the Author

About the Author: Economista y aficionado controversista. Gran admirador de las tendencias que mueven el mundo aunque a veces se tenga que luchar contra ellas. También le gusta el mar. .

Subscribe

If you enjoyed this article, subscribe now to receive more just like it.

Déjanos tu comentario crítico!

Top