Atrévete a Opinar

Pierre Mendès France: manual de comportamiento para expresidentes.

En plena carrera electoral tanto en Catalunya como en el resto del Estado español, cada vez son más las figuras políticas que buscan entrometerse en el debate y en el avenir del futuro de sus naciones. El enésimo (y pésimo) caso que hemos tenido el disgusto de presenciar fue la carta que el expresidente del Gobierno español Felipe González publicó hace tan solo unas horas en el diario El País. Y es que, tanto a su excrementísimo el expresidente González así como a su camarada Alfonso Guerra, la mala fortuna les ha acompañado en sus últimas apariciones. Si del refranero castellano tuviésemos que echar mano y hacer una afortunada comparación con el fluctuante precio de las materias primas, podría afirmarse que cada vez que ustedes hablan sube el pan.

En los últimos meses, el señor González se ha tomado la libertad de hablar en representación de los españoles en tres ocasiones muy puntuales que más tarde voy a mencionar y a las que todavía sus compañeros del Partit Socialista de Catalunya (PSC-PSOE) no han osado a referirse. Atónitos y prudentes en su actitud, Callboni, Iceta y Chacón han preferido no valorar las últimas aportaciones a la imagen pública del partido del que un día decidió rechazar un título nobiliario por no ser acorde a los principios de su partido pero sin embargo aceptó sin ningún tipo de pudor entrar en el consejo de administración de una oligopolística empresa energética tras ser el único caso de terrorismo de Estado de la Unión Europea.

Felipe González decide posicionarse en un debate con Artur Mas en televisión dividido en dos esferas representando una imaginaria media naranja (que por otro lado es inexistente) por la que tomó la palabra en una iniciativa impropia en la que a su vez hizo gala de un liderazgo que en absoluto correspondía a su papel de expresidente y hombre de Estado. Meses más tarde, asume la abogacía de Leopoldo López y Antonio Ledezma, acusados de la organización de un golpe de Estado contra un Gobierno elegido a través del sistema electoral que vefue calificado tanto por el expresidente americano Jimmy Carter como las Naciones Unidas como el más limpio y efectivo del mundo. No resulta sorprendente por su historial sin embargo que a Felipe González le resulte una vejación a la democracia la prohibición de las donaciones de entidades privadas a partidos políticos. Y por último, hoy se decide a dirigirse a muchos de los que en su día le votaron para calificar su postura de «vía muerta» y seguir haciendo gala del argumento de la amenaza.

Tras haber leído los primeros capítulos de la última publicación del analista francés Alain Duhamel, brota en mí la curiosidad de valorar este tipo de actitudes enfrentándolas a los comportamientos y decisiones tomadas por el ex primer ministro (grafía que por cierto he tenido que consultar) francés Pierre Mendès France. Si bien es cierto que la orientación política de ambos políticos de izquierda ha oscilado en una base izquierda-moderación a medida que su vida política ha ido evolucionando, la postura de ambos es radicalmente opuesta tras dejar la presidencia de su nación. A pesar de que la duración de los gabinetes de cada presidente no es comparable (PMF no llega a ocho meses mientras que González ocupa la presidencia durante catorce largos años, hecho por el que la irresponsabilidad debe ser con más motivo intolerable), la herencia que cada presidente deja a su país es completamente opuesta.

El ex primer ministro Mendès France dimite en 1956 por la política que Guy Mollet decide llevar a cabo en Argelia. Gesto así nunca habría brotado del interior del empresarial cerebro de González, incapaz de hacer frente a la crisis de los GAL; crisis en la que aunque se dé por hecho su supuesta falta de iniciativa, su responsabilidad como Presidente del Gobierno debió haber sido asumida aunque fuera como reconocimiento de falta de capacidad. PMF deja también el FMI a pesar de la confianza que en Bretton Woods se fija en él.

Como alcalde de Louviers y presidente del Consejo General de l’Eure, PMF vuelve a dar la espalda a la guerra en su turno de palabra ante la Asamblea para negarse a la intervención de Francia en Indochina, del mismo modo que hizo con Argelia tras depositar su voto por el sí a la inevitable independencia del pueblo argelino. En un ejemplar ejercicio de oposición al mismísimo general de Gaulle, PMF vota no a la elección de la presidencia de la República por sufragio universal y se mantiene distante con el mismo en gran parte de sus decisiones políticas. Su aportación en la oposición fue sin embargo esencial en todo momento.

Lejos de tomar un cargo lucrativo a nivel económico, PMF continúa dedicando su alma a su amado país ya sea desde la oposición como desde la constructiva crítica intelectual moderada. Mendès France da su apoyo a François Mitterrand en las elecciones en las que este acabó siendo batido tanto en primera como en segunda vuelta. A pesar de ello, debido a su condición de expresidente, decide quedarse en segundo plano en el resonado mitin de Charléty que reunió a estudiantes en cólera, asalariados en huelga e izquierdistas reformistas.

La actitud de este hombre de Estado tanto en su vida política como en la oposición al antisemitismo y a la extrema derecha (movimiento natural y recurrente desde la Tercera República) pone en evidencia el parasitismo de González. Su falta de actitud, de aptitud y su mentalidad retrorubalcabista, que a su vez se erguía sobre un cimiento retrofelipista, son los pilares de la decadencia de su partido, que debería de una vez por todas tomar el riesgo de frenarle o comunicar oficialmente que no se hacen responsables de las opiniones vertidas por el expresidente González.

No sería menos inteligente apartarle de los mítines de la nueva campaña si verdaderamente pretenden recuperar en algún momento una parte de su electorado. Otra parte, no volveremos a tropezar con la misma rosa.

Tags: , , , ,

About the Author

About the Author: .

Subscribe

If you enjoyed this article, subscribe now to receive more just like it.

There Are 2 Brilliant Comments

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. jordialuju says:

    Y luego les extraña a algunos que queramos marchar…..

  2. Del revés says:

    Muy buena comparación entre un lider extranjero y un lider españistani

Déjanos tu comentario crítico!

Top