Atrévete a Opinar

SPANISH APOCALYPSE

By on 11/10/2016 in Boxed Society with 1 Comment

Ya que la materia creo que será de interés para los españoles en general, cambiaré mi acendrada costumbre de escribir en catalán y lo haré en castellano.

Para entender qué es lo que ha pasado en la “política” española, debemos seguir dos reglas de validez universal:

  1. no tener en cuenta qué dicen los actores políticos, incluidos los medios ligados a partidos/Ibex, tertulianos a sueldo, y en especial los grititos patrioteros.
  2. analizar los intereses particulares, tanto de partido como los personales, incluidos los estrictamente dinerarios.

Verán:

  1. La elección de Sánchez por la militancia del PSOE, desquicia los “barones” y desde el primer día lo acosan y le ponen cuantas zancadillas pueden. El respeto por la militancia es tan notorio que da vergüenza ajena.
  2. A Rajoy y a Sánchez les convenía unas terceras elecciones, con la seguridad que eso disminuiría la representación de los partidos emergentes.
  3. Los “ciudadanos”, para poder ser alguien y estar en los medios, pactan un acuerdo con los “populares” con una serie de fuertes condiciones, en plan machote. A Rajoy tanto le da y se pasa los acuerdos por el bajo forro. Los “ciudadanos” tragan para poder seguir insistiendo en su papel de presionar a Sánchez, lo que les da notoriedad mediática y se creen que la invocación constante a la patria española, equiparará a Rivera con el Cid Campeador
  4. Los de “Podemos” están constantemente liados con sus cosas, como pasa siempre con los “puretas” izquierdosos.
  5. Sánchez comete el craso error de decir que hablará con los catalanes. Eso enardece a los “barones” que saben, a ciencia cierta, que eso es intolerable en España y que les llevará al desastre electoral. Sánchez también lo sabe, claro está, pero cree que así, al final de la charla con esos apestados, podrá dar una muestra explícita de patriotismo, desactivando, en parte, las acusaciones de tibieza patriótica que le achacan desde la derecha y creyendo además que ello obligará a “podemos” a pringarse, apoyando ciertas opciones con los apestados.
  6. Los “barones” estallan y hacen trizas el PSOE. Luego resulta evidente que ni se han leído los estatutos de su amadísimo partido, ni han medido en absoluto las consecuencias que ello va a tener. Una vez medidas estas, empiezan a recular y se autoproclaman como las “modistas” que coserán el destrozo causado (según ellas por Sánchez), excepto la excelsa señora Pérez, que algunos la llaman la “máxima”, pues se declaró entusiásticamente como máxima y única autoridad del PSOE, pero que sin embargo todo el mundo ningunea de una forma cruel, incluso cerrándole el micrófono para que deje aullar su “máxima” autoridad.
  7. Rajoy está preocupado puesto que no le hace ninguna gracia gobernar con la debilidad actual y no quiere que el PSOE se abstenga o se olvide de asistir a la sesión.
  8. El PSOE no puede votar NO a Rajoy. Eso llevaría a terceras elecciones y saben que sufrirán una debacle irreversible sin paliativos. La única solución es abstenerse, con algunos grititos patrios, ya lo verán, y con algunos votos en contra para disimular, los del PSC , digiriendo así la negativa del PSC a Rajoy – el PSC sabe que el gobierno de Rajoy da alas a los independentistas , lo que les hace a ellos la vida imposible en Catalunya, así como mínimo pueden sacar sacar pecho. Recuerden la enloquecida imagen de Iceta, a calzón quitado, aullando ánimos a Sánchez para que resistiera las presiones de los “barones” –
  9. Pero el PSOE tiene que nombrar Secretario General y lo tiene que hacer a través de primarias y Sánchez se presentará y las ganará, también se autoproclamará sastrecillo de los descosidos; pero borrará del mapa a los incendiarios, perspectiva que los aterra, puesto que a los dichos barones les da vértigo ir al mercado laboral, ahora que las puertas giratoria están cada vez menos engrasadas. La estrategia será demorar el nombramiento hasta más no poder y ver si entretanto pueden empolvarse la nariz de una parte, mientras que de otra intentarán fagocitar (o eliminar) a los dirigentes y militantes “sanchistas” y pagar lo que sea menester para incrementar las afiliaciones de militantes en las autonomías “baroniles”. Por eso Sánchez instaba a los militantes a seguir en el PSOE después de dimitir. Al tiempo.
  10. Los de “Podemos”, en los intersticios de sus empujones, se cebarán con los del PSOE, configurándose como la única izquierda del país. Eso captará militantes “sanchistas”, lo cual irá en contra de Sánchez para su reelección por la militancia.
  11. Hasta aquí el diluvio; pero en la periferia de la tormenta se producirán lluvias pertinaces, calabobos como poco, cuyas repercusiones pueden hacer arreciar el diluvio. Me refiero a las Autonomías y Ayuntamientos “baroniles”. Ahí, “Podemos” puede que rompa los acuerdos de gobierno y lleve a nuevas elecciones, descabalgando a los socialistas. Veremos.

Este es el panorama a la luz del cinismo y para realzarlo recordaré la sombría amenaza del meapilas Aznar que aseguraba que Catalunya se rompería antes de separarse. Quien se está rompiendo es España, gracias al altísimo nivel de inteligencia de sus políticos, solo comparable con su patriotismo.  Para muestra un botón:

pastedimage

(No es un montaje)

About the Author

About the Author: .

Subscribe

If you enjoyed this article, subscribe now to receive more just like it.

There is 1 Brilliant Comment

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. jake says:

    Agradecidos los no catalanoparlantes 😉

    Hablar del cierre de puertas y cónclave socialista como de un apocalipsis me parece tremendista, España no es el PSOE. De serlo, sería el PSOE de F. González en 1982, no el de Sánchez en 2016.

    El enemigo del PP es la abstención, no la izquierda, el caso más claro es Madrid donde la oposición ni está ni se le espera por mucho tiempo. Solo juntando legitimidades parciales se esgrime una legitimidad mayor frankensteiniana.

    Pocos votantes van a migrar del PP a C´s que no lo hayan hecho ya. Y estos votantes saben que la maratón no se corre al sprint y que la baja representatividad requiere paciencia, si se quiere inmediatez, votarían PP.

    El enemigo del PSOE es Podemos y le come terreno. Se le suma el segundo enemigo, la abstención por hastío (y en Andalucía por un pequeñito escándalo de, vamos a ponerlo en pesetas -moneda de nombre catalán- 123 mil millones ó 741 millones de euros, anima a muchos socialistas de base a que se queden viendo el fútbol en lugar de votar.

    Dejar pasar tiempo es sangrar los votos, Sánchez se empecinó en bloquear a cualquier costa para demostrar que la única alternativa era él, no queriendo ver que puede verse en la tesitura de, llegadas unas terceras elecciones, tener que apoyar a Iglesias como presidente por un sorpasso más que anunciado.

    Podemos solo tiene que esperar a que maduren y caigan los higos, de ahí que Iglesias esté tan callado y menos beligerante (no vaya a cagarla cual Trump ibérico)

    Además este polipartido está en la franja donde solo unos pocos más aportan muchos diputados (y al PSOE a la inversa, perder unos valiosos en abstención+migración le quita decenas de escaños)

    Los barones han querido parar a Sánchez. No tengo tan claro en el horizonte que resurja cual Fénix. No después de lo que ha pasado.

    Hoy hemos visto a un líder insultar a decenas de miles de personas que trabajan por España, sin distinguir ideales políticos específicos, tachándolos de hipócritas patriotas. Ese líder es Pablo Iglesias queríendose referir solo a la veintena de la tribuna pero “sin querer queriendo” insultando a todos los que desfilaron (incluso a la UME creada por Zapatero) al no asistir ni siquiera por compromiso, será que no había ningún actor o director de cine y no podía alquilar otro smoking.
    También hemos visto a una alcaldesa que sale del país para no salir en la foto, excusada según ella pero en su ayuntamiento ondea una bandera que delata intención. Como Iglesias, se salvó de mojarse pero se mojó bien bien. En Madrid se recuerdan estas cosas, que se lo digan a Zp al sentarse ante una bandera que ni era nuestra.

    En Cataluña creo que nunca ha gobernado ni el PP ni el PSC, los males que afectan a los catalanes provienen de la gestión de Pujol, Mas, Carod-Rovira haciendo de bisagra… si se quiere abanderar el victimismo con dedo acusatorio más vale apuntar donde se debe para que otros no se rían en la cara de nadie. Y luego cuando las cosas no salen como se quiere por ser un mal gestor, se acusa al de enfrente “la culpa es tuya”, “tú quieres romper el país”, una cortina de humo.

    Vivimos la era de las legitimidades parciales, el PP ha ganado dos veces las elecciones pero la legitimidad del mayor número de votos no vale contra la suma de las legitimidades parciales de los que no les votan así que el programa a aprobar por mayoría es “no es no” ¿y después qué? ¡si no hay programa! ¡por eso ya vimos desaparecer al CDS y a Izquierda Unida! ¡no vale decir “lo que hizo este y no gusta, lo deshago sin decir cómo harías tú las cosas porque nuevamente reaparece el problema original. Ante eso, silencio de todos.

    No pensemos que el presidente Rajoy se frota las manos, la investidura es uno de muchos pasos y no hay gasolina para nada más. Los Presupuestos encallarán por falta de apoyo y será Europa la que mande. Entonces habrá que ver la piel política de PSOE y Podemos, minutos quedan para que alguno suelte el “habrá que salir de Europa” y se quede tan ancho. Tenemos desgobierno para otro año y de nuevo elecciones.

Déjanos tu comentario crítico!

Top